LA PAGINA DE MAICKOL

PAGINA 1: El mensaje

Mientras nos referimos como "El caso del asesino BB de Los Angeles" cuando eso estaba sucediendo, los medios lo llamaron como "Los asesinatos de Wara Ningyo" o "El asesino a puertas cerradas de Los Angeles" o cualquier tipo de nombre aun mas espantoso. En efecto era indudable que Beyond Birthday (perpetrador de los asesinatos en cuestion) y esos nombres solo rendian  una descricpcion inadecuada de lo que realmente sucedía. Era el 14 de Agosto de 2002 y el dia anterior Beyond Birthday había llevado a cabo su tercer asesinato, mientras que la agente del FBI Naomi Misora se levantaba de su cama, habia trabajado la noche anterior y llevaba unos pantalones oscuros de piel que había combinado con una chaqueta de piel, la noche anterior había pasado horas en su motocicleta y justo cuando llegaba a su apartamento ella había caido dormida instantaneamente sin haberse desvestido o duchado antes. Ella había sido suspendida de sus obligaciones como agente del FBI, acordando que no debería dejar su empleo, pero esta puramente eventualidad se debía a que no tenía la habilidad de mantenerse calmada ante sus colegas y superiores. Una suspension eran como vacaciones obligatorias sin embargo, no pensaba en eso a pesar de tener suficientes razones para haberla recibido. Era seguro que estaba en America aun con ella siendo japonesa, con un buen trabajo y el FBI era una gran organización. Obviamente ella sabía que sus colegas tenian una dura opiníon sobre ella, por que ella viniendo de tan lejos trabajaba alli y solo un mes antes habían comenzado los asesinatos de BB.

Seriamente había considerado renunciar al FBI y simplemente regresar a Japón. Obviamente parte de ella estaba cansada de todo lo que venía con el trabajo en si mismo, pero sentía culpa hacia pensar que había cometido un error con el trabajo y la culpa la llevaria sobre sus hombros hasta su muerte. Siempre teniendo que llevar toda esa presion a su alrededor (no es hipotetico o remotamente posible) Misora se preguntaba acerca de su presente... o se había resignado al mismo.
Lentamente Naomi se levanto de la cama y fue a tomar un baño, para quitarse el sudor de la noche anterior, recibiendo una noticia desde su laptop en su escritorio, por alguna razon, la laptop se encontraba encendida. Ella no tenia encendido automatico en aquel aparato y la había desconectado de la energía electrica la noche anterior y había ido a dormir sin encenderla de nuevo, ella no recordaba haberlo echo, pero no encontraba ninguna explicacion para esto. Tal vez si hubiera tenido la suficiente energia para ancender la laptop la noche anterior hubiera tenido la enegia suficiente para desvestirse. Despues de todo Naomi toco el mouse de la laptop lo cual hizo que la pantalla se limpiara a este punto ella ya estaba aun más confundída, sin embargo le indicaba que había recibido un  nuevo e-mail. Realmente era posible que se hubiese ido a dormir con su computadora encendida, pero callo dormida antes de revisar su correo electronico, mientras vagaba en estas ideas ella abrio aquel nuevo mensaje. Este mensaje podria ser de Raye Pender, quien era novio de Naomi y tambien un agente del FBI. El era el ejemplo mas obvio de alguien que tenia una alta opinion de ella. Aun así Misora abrio aquel mensaje.

Naomi Misora-Sama.

Me disculpo por contactarla asĂ­.

Pero nescesito su ayuda para resolver un caso.

Si esta interesada en ayudarme, accese al tercer bloque de la tercera seccion de el servidor Funny Dish el 14 de Agosto a las 9 de la mañana, la linea estara abierta exactamente cinco minutos.

L.

PD: Me tome la libertad de borrar su libreta de direcciones, esta fue la manera mas simple y segura de contactarla, sea tan amable de perdonarme. Si usted descide ayudarme o no, nescesito que destruya esta computadora esperando veinticuatro horas despues de leer este mensaje.

Cuando termino de leer ese mensaje, Misora inmediatamente verifico el nombre nuevamente de quĂ­en habĂ­a enviado el mensaje.

L.

Aun que había sido suspendida,  ella era todavía una agente del FBI y obviamente reconocia el nombre. Ella consideraba que tal vez había sido una idea de Raye Pender o de alguien mas para jugarle una broma, pero no creía capaz a nadie de jugar una broma usando aquel nombre. L nunca se revelaria a si mismo en publico o en privado, pero Misora había escuchado varias historias horribles acerca de lo que le había pasado a otros agentes por intentar hacerce pasar por L. Esta segura que nadie en su juicio usaria ese nombre.

Bien.

Pero si solo pretendia considerar el asunto. No era una agente del FBI particularmente en el ranking numero uno y nunca había considerado que L la buscaria. Pero esta vez Misora no tenía una opiníon particularmente favorable sobre el gran detective L, ella pretenderia estar cansada, si esto la hiciera sentir mejor. Si consideras la personalidad de Naomi Misora, las razones seran claras. Era claro que la razon de que su computadora estuviera encendida era por que L la había hackeado y mas que sentirse un poco deprimida por tener que destruir su nueva computadora que había comprado hacia solo un mes antes.

"No lo creo... me refiero a hacerlo, pero..."

Ella no tenia mas opcion.

Eran las 8:50 am, Misora se sento frente a su laptop, le quedaban 24 horas y comenzaria con las instrucciones de L. Ella no era una hacker experta pero tenia conocimientos basicos como parte del entrenamiento en el FBI. Mientras tanto cuando logro entrar satisfactoriamente al servidor que L habĂ­a preparado, la pantalla se puso completamente en blanco, se alarmo un poco hasta que aparecio una L flotando en el centro de la pantalla, fue cuando se relajo.

“Naomi Misora,” dijo una voz que provenia de las bocinas de la laptop, era obviamente una voz sintetizada. Pero esta voz era reconocida en cada departamento de investigacion del mundo como la voz de L. Misora había oido de ella varias veces y se sentia rara ya que pensaba que era como escuchar su nombre en un programa de TV.

"Soy L"

“Hola” Dijo Misora, pero recordo que su laptop no tenía instalado un microfono asi que no había manera de que el la escuchara, sin embargo ella comenzo a escribir "Soy Naomi Misora, es un honor hablar contigo, L" si la voz de  L sonaba tan clara era posible que el recibiera aquel mensaje.

“Naomi Misora, ¿Estas familiarizada con la investigacion por los asesinatos que han sucedido en Los Angeles? es de eso de lo que hablaremos"

L fue directo al asunto, tal vez por que la comunicacion estaria completa a las 9:05 am, pero esta era una manera mala de acercarse a Naomi especialmente si el queria que ella cooperara con el, y el no hab Ă­a mostrado respeto al gran orgullo de Naomi.

"No estoy compenetrada con los asesinos seriales de Los Angeles"

"Oh, ya veo"
L continuo. "Me refiero a los asesinatos seriales-su tercera victima fue encontrada ayer. Y creo que mas victimas podrian aparecer. las noticiasde la HNN lo llaman el asesino de Wara Ningyo”.

“El asesinato de Wara Ningyo".

Ella no habĂ­a escuchado de eso. No estaba interesada en esa clase de noticias. Misora habĂ­a vivido en japĂłn hasta su graducacion y vivido con su familia, pero escuchar este termino no le era familiar.

"Quiero resolver este caso" Dijo L. "Nescesito que arreste a este asesino. Y su ayuda en esto es vital, Naomi Misora"

“¿Por que yo?” ella escribio agregando luego "¿Por que nescesitas mi ayuda? o ¿Por que puedo ayudarte?.

"Naturalmente por que eres una gran investigadora Naomi Misora." 

“Pero no soy presisamente alguien conocida por..."

“Lo se. Y eso no es presisamente un inconveniente"

Tres vicitmas, el dijo.
Obviamente, L le había contado sobre el caso y no era presisamente un numero con el cual el FBI se involucraria. Ella normalmente habría acudido con el director del FBI pero no tenía tiempo de pensar. Pero había estado suficiente tiempo pensando en por que L se había involucrado en un casoo tan pequeño para el FBI. Ella no imagoinaba que clase de respuesta tendria a travez de su computadora.

Ella miro el reloj y vio que solo le quedaba un minuto.

"Muy bien te ayudare en todo lo que pueda." Misora escribio.

L respondio inmediatamente, “Gracias. Ahora se que estas de acuerdo.”

El no sono muy agradecido, pero tal vez era culpa de el uso de ese sintetizador para esconder su voz real.

“Dejame ecplicarte como te contactare en el futuro, no tengo tiempo..."

Primero, ella tenia que conocer los detalles basicos de El caso del asesino BB de Los Angeles. Entre el 31 de Julio del 2002, en una pequeña habitación cercana a Hollywood en la calle Insist, un hombre llamado Believe Bridesmaid, fue asesinado. Vivia solo y trabajaba como escritor de articulos para revistas usando diferentes nombres relativamente conocidos en la industria. El fue estrangulado. Antes de morir había sido drogado y estando inconciente fue estrangulado con algúna clase de cuerda. No había signos de lucha previos el asesino había considerado como ejecutar exactamente el crimen. El segundo homicio había ocurrido 4 dias despues, el 4 de Agosto del 2002. Esta vez en un apartamento de la tercera avenida, la victima era mujer de 13 años y llevaba por nombre Quarter Queen. Esta vez la victima había sido golpeada hasta la muerte, su craneo mostraba huellas de haber sido golpeado con algo largo y duro. Una vez mas la victima había sido drogada primero y al estar inconciente al momento de su muerte. Era determinar que ambos asesinatos habían sido cometidos por la misma persona... bien su alguno hubiera visto esto determinaria que existia una coneccion.

Ambos tenian en la escena muñecos voodoo clavados en las paredes de los dos lugares, estos muñecos eran conocidos como Wara Ningyo. Cuatro de ellos en el homicidio de la calle Insist. Tres de ellos en la tercera avenida, clavados en la pared.

Los Wara Ningyo cubrieron las noticias, estrictamente hablando había la opcion que se tratase de un crimen por un asesino copion, pero otros detalles concordaban bien, dejando a la policia que se tratara esto como un caso de asesinatos multiples. Pero si ese fuera el caso, dejaba una cuestion, nada conectaba a Believe Bridesmaid con Quarter Queen. Ninguno de ellos se conocia, no habia numeros telefonicos o tarjetas de negocios que los conectaran a ambos, por encima de eso Quarter Queen no tenia ninguno de ellos, era una joven de 13 años. ¿Que conexion posible podría tener con un hombre de 44 años y escritor profesional? Si es que había alguna conexion era probablemente a travez de la madre de ella, quien había dejado la ciudad cuando el asesinato había ocurrido, pero vivian en diferentes vecindarios y situaciones en medio de los dos, era dificil ver alguna clase de conexion. Usando terminos de un antiguo detective de novelas era como haber perdido la fuente de todo esto. La investigacion naturalmente se había enfocado en esto y naturalmente nueve dias despues el 13 de Agosoto d 2002 el tercer asesinato sucedio.

Ya habían dos asesinatos con los Wara Ningyo en la pared. pero en este solo fue un muñeco como en aquellos asesinatos.
Esta vez al Oeste de L. A en una casa cercana a la estacion del monoriel, la vicitma se llamaba Backyard Bottomslash, otra mujer de 26 años de edad, era cajera de un banco. Una vez mas no había conexion con Believe Bridesmaid o Quarter Queen. Había muerto por perdida de sangre una hemorragia masiva. Estrangulacion, golpes y finalmente apuñalado, cada vez un metodo diferente de matar y no dejaba ninguna clase de pistas en la escena. Solo otra cosa sucedia a investigar entre las conexiones de ellos, pero ninguna fue encontrada. Con el tercer asesinato la policia estaba completamente perdida. El asesino era por lejos mucho mejor de lo que la policia era. 

No tengo intencion de venerar a Beyond Birthday, pero realmente el se merecia creditos por esto.

Oh, cierto, los Wara Ningyo eran la unica similitud entre las escenas. Igual que en una novela antigua de misterios. Los detectives investigaron el caso y no pudieron dar el valor a este caso en particular... pero cuando Naomi Misora rwecibio el archivo con el caso de L, esto fue lo primero que le llamo la atencion.

Cuando Misora comenzo a investigar el caso, no como agente del FBI, si no como alguien solo bajo la supervision de L, al dia siguiente de la peticion de L el 15 de Agosto, y sin un arma y licencia tras haber sido suspendida y dejandola sin los derechos de usar armas, sin embargo ella no tenia una idea en particular, finalmente no tendria a nadie de mas autoridad a su alrededor, y esta no era la mejor condicion para seguir el caso, pero en cualquier sentido emocional era similar a L. En otras palabras, ella no era buena trabajando en grupo y su habilidad era una de las mas brillantes cuando ella escapaba de las organizaciones y trabajaba por su cuenta.

Cuando Naomi Misora fue a la calle Insist, en la escena del primer crimen, miro la casa e i ntento imaginar a un hombre que vivia solo. Metiendo su mano dentro de su bolsa tomo su telefono celular y conesto.

"L, eh visto la escena."

"Bien," dijo la voz artificial como si el hubiera esperado por ello.

"ÂżQue deberia hacer?"

“Naomi Misora, ¿Estas dentro o estas fuera del lugar?”
“Fuera. E estado indagando acerca de la escena del crimen pero no e entrado al patio de este."

“Ve dentro. Debería estar sin seguro. E echo arreglos para eso.”

“Gracias.”

Ella apreto la dentadura, resistiendo la urgencia de decir algo sarcastico. Normalmente hubiera considerado algo al respecto antes, pero encontro el modo de aceptarlo aun que cualquiera ante sto estuviera preparado.

Ella abrio la puerta y enro a la casa. La victima había sido asesinada en su habitacion y Misora habia estado involucrada en suficientes investigaciones con el FBI para lograr identificar la habitacion desde afuera. Una casa como esta usualmente tiene una habitacion en el primer piso y habian pasado dos semanas desde el primer homicidio y era obvio que el lugar había sido limpiado ya que no había rastros de polvo en el  lugar. 

"Pero, L..."

“¿Que?”

“De acuerdo con la informacion que recibí ayer, la policia ya había examinado la escena."

"Si."

“No estoy segura que encuentre algo que la policia no haya encontrado.”

“Si.”

No fue de gran ayuda.

“¿Cual es el punto de que este aqui?”

“No,” Dijo L. “Espero que encuentres algo que la policia no haya encontrado.”

“Bien... esta suficientemente limpio."

"Has visitado escenas de crimenes cientos de veces, asii que ese es tu punto fuerte. Algo que no alla sido visto, algo que aun este flotando en la superficie. Naomi Misora, la primera cosa que pense al pensar en este caso fue en alguna conexion entre las vicitimas. ¿Que tienen en comun Believe Bridesmaid, Quarter Queen y la nueva victima Backyard Bottomslash? O acaso no hay conexion y estos asesinatos son sin ninguna clase de coincidencia, debe haber logica para que el asesino escojiera esas victimas, Por que me preguntas que deberías hacer, Naomi Misora, si debes encontrar la conexion perdida entre ellos."

"Entiendo."

Ella realmente tenia había entendido entre lineas el mensaje de L por lo cual no le preguntaria sobre que hacer. Finalmente ella tenía que encontrar la habitación, una habitación cerrada.

 En la segunda y tercera escena del crimen tambíen habia puertas cerradas...¿Esa era la conexion? No, la policia tenia noticias de eso y L buscaba algo mas. No era una gran habitación, sin embargo había una gran cama en el centro de la escena y solo algunos libros. Muchos de ellos llenos eran famosos mangas japones, sugiriendo que Believe Bridesmaid usaba esa habitacíon exclusivamente para relajarse. Cuidadosamente separada su vida laborall de su tiempo en privado, presumiblemente su estudio se encontraria en el segundo piso, Misora penso acerca de esto y acordo que iria a revisar mas tarde.

“Por cierto, Naomi Misora. ¿Que piensas acerca del culpable de estos asesinatos? Has pensado en ello."

"Dudo que mis ideas te ayuden, L..."

“Todas las ideas pueden ser utiles."

Misora penso un momento.

"El no es usual," esa fue la impresion que ella recibio el dia anterior al leer el archivo. "No solo por que ha matado a tres personas, pero... cada accion lo hace sentir en una impresion hogareña. Y el no esta tratando de esconderlo."

"ÂżPor ejemplo?"

"Por ejemplo... las marcas echas con los dedos. Ellos no encontraron ninguna en ninguna escena del crimen. Lo dejaron completamente de lado."

“cierto... pero Naomi Misora, seguramente no dejarian de lado las marcas con los dedos, es una e las mas basicas tecnicas criminales.”

“No esta exento,” dijo enojada, ella sabía que L entendia y seguramente había probado su habilidadm, sin importar lo que el dijera. "Si tu no quisieras dejar huellas dactilares, la persona deberia estar usando guantes, pero este chico... aparentemente limpio cada huella en la casa. En las tres escenas, e pensado si el o la victima no hubieran tocado nada para no dejar huellas finalmente, ¿Puede alguien no llamar a esto anormal?"

“Estoy de acuerdo."
"Bien L, volviendo a lo que decia antes, si el tomo tantas precauciones, dudo que vaya a encontrar algo nuevo aqui, es una falsa esperanza que alguien asĂ­ hubiera cometido un error."

Un error.

Tal y como ella cometio el mes pasado.

"Normalmente esta clase de investigaciones comienzan por encontrar el error del criminal y cuando terminan el rompecabezas esta alli, pero en este casi dudo encontrar algo como eso."
"No yo no lo creo," Dijo L. "ÂżPero si el hubiera pensado en dejar un error?"
"ÂżUn error?"

"Si. Algo deliberadamente dejado atras. Y que los detectitves de la policia simplemente no hubieran visto."

¿Pistas deliberadamente dejadas? ¿Eso pasa? no en una cadena de sucesos normales. ¿Quien hubiera dejado deliberadamente algo que usaran contra el? O esperen. No había mencionado eso, conozco dos ejemplos de este comportamiento. Uno fue los muñecos Wara Ningyo clavados en la pared, y el otro fueron las puertas cerradas. No eran errores, pero era claramente algo dejado por el asesino. Era exactamente lo que Misora había pensado, eso hacía parecer que se trataba de un suicidio. Pero primero la victima fue estrangulada, la segunda golpeada hasta la muerte con un arma que no fue hayada en la escena y la tercera fue apuñalada con un arma que tampoco se encontraba en la escena... ningúna podria haber sido confundida con un suicidio. A pesar de eso nada había ganado al cerrar las habitaciones. Eso no era un error pero si algo no natural.

Los Wara Ningyo eran los mismos.

Desde que los Wara Ningyo eran usado para maldecir en Japón mucha gente había echo teorias sobre que el asesino fuera japones o alguien contra los japoneses, pero respecialmente desde los Wara Ningyo que eran similares a aquellos que se podían comprar en las tiendas de juguetes por tres dolares, no era una teoría con gran relevancia.

Misora cerro la puerta detras de ella y se encerro a si misma en la habitacion. Tenia que verificar por ella misma donde habian sido encontrados los muñecos en las paredes. Eran cuatro de ellos.

Uno en cada pared de la habitacíon. Obviamente los muñecos habian sido tomados como parte de la evidencia y no estaban mas alli. Pero seria facil ver donde estaban ubicados por los agujeros dejados en las paredes. Misora tomo seis fotografias de su bolso. Una de cada uno de los muñecos. Una mostraba a la victima. Believe Bridesmaid estaba de espaldas sobre su cama y claramente mostraba las marcas alrededor de su cuello.

Y la ultima fotografia.

Esa  no era de la escena del crimen, pero mostraba a Believe Bridesmaid con su pecho descubierto, tomada durante la autopsia. Esas mostraban un numero de cortadas echas en todas direcciones sobre la victima tras su muerte.

"Generalmente hablaria, cuando el asesino hace estas clases de marcas sobre un cadaver, es por que de algun modo estan maldiciendo a su victima, para un escritor no me sorprenderia que tuvíera algunos enemigos que el hubiera echo tras algunas columnas..."

"Pero Naomi Misora, eso no explica la conexion entre la segunda y tercera victima. Todos esos cuerpos, tenían daños en una manera en la que no hubiese una conexion con las causas de muerte, de echo el daño esta en escalas con cada asesinato."

"Es posible, Bidesmaid fue la unica a la que le pusieron alguna clase de maldicion, los otros dos asesinatos fueron diseñados. O tal vez fue Bridesmaid, pero uno de los otros dos... o dos de los tres, el tercero fue un camuflaje. La destruccion de aquella noche fue peor que solo un disfraz o..."

"ÂżCrees que este asesino solo pretende matar indiscriminadamente?"

"No, es solo una idea. Esta idea podria explicar los Wara Ningyo. Me refiero a que tal vez deliberadamente dejo algo para probar que los tres asessinatos son obras del mismo hombre y las puertas cerradas por la misma razon."

En efecto moviendose desde Hollywood a el oeste de la ciudad podria ser un refuerzo para la confusa investigacion. Mas gente conectada en el caso, mas investigacion caotica podrĂ­a comenzar... y la seleccion de una joven mujer como segunda victima pudo ser deliverada tal vez por obra de un sicopata.

"Pretendiendo que no es normal... bien solo la idea de que no lo es es suficiente," dijo L. Misora fue sorprendida al escucharlo con  un sentimiento muy humano. La emocion que ella sintio fue similar a estar impresionada y rapidamente puso la conversacion de regreso la cubrir su reaccion de sorpresa.
"Bien L, me siento ridicula intentando pensar en una conexion entre las victimas. Pienso que la policia esta haciedo bien su trabajo y... francamente mirando todo luce mas que usual, me refiero a la tercera victima Backyard Bottomslash ella estaba involucrada en tratos con un banco."

"Pero Naomi Misora,” L interrumpio. “No es hora para ideas asi. Creo que habra una cuarta victima en un futuro cercano.”

El dijo algo similar el dĂ­a anterior. Podria haber mas victimas. ÂżPero basado en que? Con un asesino era una posibilidad obvia pero si lo vemos como los homicidios dependeria de lo que el asesino busca, como investigador, ella encontraria el lugar antes.

"El numero de los Wara Ningyo," Dijo L. " Cuatro donde tu estas, tres con la segunda victima y dos en el Oeste de L.A, uno menos en cada escena."

"Si."

"El numero es menor con cada homicidĂ­o."

Aparentemente, la teorĂ­a de Misora tenĂ­a sentido y el estaba matando indiscriminadamente para camuflar a su victima real. De echo cada asesinato podria estar siendo justificado. Francamente no habia metodo de asegurar que el asesino consideraba cada victima como un riesgo, era alguien anormal pretendiendo ser anormal...

"Bien, L... Crees que hrbara dos muertes adicionales."

"Mas del 90%," El dijo. "Creo que mil personas tendrian la oportunidad de hacer algo si estuvieran en el lado del asesino previniendo su continuidad. Tal vez el 92% pero Misora, si algo sucedo y no hay mas de dos y solo es una. Existe un 30% de un quinto homicidio."

"Treinta por ciento"

"Por que habría dos Wara Ningyo... si es ha usado los muñecos para representar a sus victimas..."

“Pero en el caso de que, el no dejara un Wara Ningyo en la quinta escena. el dejaria dos muñecos en una mientras que el mata a su cuarta victima. Ese muñeco podria ser obvio mientras que el cumple su objetivo."

"Oh, ya veo" Obviamente sea cual fuera el motivo del asesino dejar un Wara Ningyo era parte de las reglas. El mataria hasta que el numero de muñecos fuera cero.

"Es un 30% que el asesino no mate hasta que llegue tan lejos, pero es extremadamente dudoso, despues de todo el inclusive ha limpiado los focos de luz..."

"Pero al ser cuatro victimas, la siguiente esta en la lista."

"No, la tercera fue la ultima," Dijo L firmemente, a pesar de tener la voz sintetica. "No habra otra, no si me e involucrado"

“Pero nescesito de tu ayuda, Naomi Misora. Espero grandes cosas de tus investigaciones.”

“¿Lo crees?"

“Si. Por favor manten tu corazón frío en el trabajo. en mi experiencia el caso nescesita mas una mente que no se mueva con nada.”

“…”

ÂżPor que lo llamarĂ­a asi?

“L, ¿Tu sabes que estoy suspendida de mi trabajo?"

“Si. Por ello e buscado tu ayuda. Con este caso, nescesito a alguien que pudiera trabajar por su cuenta."

“Lo imaginen, ¿Pero sabes por que?"

“No,” el dijo a Misora con sorpresa. “No se por que razon."

“¿No lo verificaste?”

“No estaba interesado, como sea ¿Si quisiera podria saber por que razon? en todo caso podria dejarla olvidada y que nada hubiera pasado en su trabajo en menos de un minuto.”

“No.”

Ella sentia el mindo entero debajo de ella, pero no por que el detective mas grande del mundo la conociera y por que pudiera dejar atras la suspención como si nada hubiera pasado, ella no había pensado pero aparentemente L tenía alguna clase de sentido del humor.

“Bien, L si vamos a evitar el cuarto asesinato, ¿Donde deberias comenzar?”

“¿Que puedes hacer?”

“Podria hacer lo que hay que hacer, me mantengo pregntando, pero si miramos la escena otra vez... buscando por algo detras de los Wara Ningyo... ¿Que es lo que especificamente busco?"

“Alguna clase de mensaje."

“¿Mensaje?"

“Si. Esto no esta en la informacion que te e dado pero nueve dias antes el 31 de Julio antes del primer homicidio el 22 de Junio la LAPD recibio una carta.”

“¿Una carta?...¿Conectada al caso?”

“En ese momento, ninguno de los detectives tenia la conexion. Y no se cual era la certeza si actualmente es uo pero creo que podria ser.”
“¿Cual es el porcentaje?"
“80%”

Respuesta instantanea.

“El enviante es desconocido, dentroo del sobre solo un pedazo de papel con alguna clase de rompecabezas escrito en el."

"ÂżUn Rompecabezas"

"No puedo desmentir, era un rompecabezas complicado y nadie pudo resolverlo. De echo podriamos intentarlo nosotros mismos pero seamos razonables eso seria hacer hipotesis sobre el trabajo policiacio que trabajo en resolverlo."

"Ya veo. ÂżY?"

“Eventualmente se descidio que el rompecabezas era una broma... pero con mi informacion reunida logre obtener una copia ayer."

"Ayer..."

Lo que estaba en ese archivo. Misora estaba lista para preparar su investigacion, L tenia que persuadir desde un angulo diferente.

“Lo resolvi” Dijo L.

Aparentemente la hipotesis sobre la dificultad del rompecabezas habia sido subida por los otros, pensaba Misora.

"Si no me equivoco, la respuesta al rompecabezas es donde tu estas, la direccion del primer homicidio."

"¿221 Calle Insist Hollywood? Es donde estoy ahora, pero quieres decir que...”

“Exacto. El aviso donde cometeria sus asesinatos. Pero al ser comñplicado de resolver nadie pudo resolverlo y seamos realistas mantenia la postura de que eso pasara...”

“¿La LAPD recibio otras cartas como esa, indicando donde cometeria el segundo y tercer asesinato?”

“No. Revise el estado entero de California y estoy seguro. Descrubri que no hay otras cartas similares en los  correos, el plan es mirar, pero..."

“¿Podria ser coincidencia? No es imposible es esa direccion exactamente, podria ser... pero... ¿Por que nueve dais antes?”

“El tiempo entre el segundo y tercer homicidio son nueve dias. Podria ser posible que al asesino le guste el numero nueve.”

“Pero son solo cuatro dias entre el primer y segundo asesinato... ¿Pura casualidad?”

“Una razonable interpretacion. Pero veamos y recordemos. Nueve dias, cuatro dias, cinco dias, como sea el asesino advierte a la policia sobre sus acciones. Si el pretende ser el tipico asesino con buenas oportunidades de dejar un mensaje en las habitaciones serian los Wara Ningyo."

"Ya veo"
Algo de deliberacion.

Un mensaje mucho mas dificil de entender que un Wara Ningyo... algo mas que cambiara el curso del rompecabezas. Misora se sintio como la ultima en entender por que L nescesitaria su ayuda. Si el solo tendrĂ­a que ver la escena del crimen, entones era por que ella era los ojos de L...

"ÂżPasa algo Naomi Misora?"

"No, nada"
“Bien. Por un momento dejaste la comunicacion. Y aun quedan muchas cosas que aclarar.”

“Ciertamente."

Ese era L, sin dudarlo resolviendo casos complicados. Casos alrededor del mundo. Para el, este caso era uno muy paralelo a las investigaciones. ¿Como podría mantener su resputacion el mas grande detective del mundo? 

El detective mas grande del siglo, L.

El detective sin clientes.

“E esperado por escuchar buenas cosas de ti. La siguiente vez llamame, usa el numero cinco de la linea, Naomi Misora.” Dijo L colgando el telefono.

Misora puso su telefono de nuevo en su bolso. Se movio hacia los libros y comenzo su investigacion, no habĂ­a nada en la habitacion pero la cama y los libros, no eran mucho que investigar.

"No es un mal asesino, pero mirar como Believe Bridesmaid era razonablemente obsesivo consigo mismo..."

Los libros estaban guardados sin gran espacio. Misora rapidamente conto cincuenta y cinco volumenes y tomo uno de ellos al azar, cambiando sus paginas intentando formar alguna figura que esto lograra, tal vez existiria alguna clase de mensaje oculto entre las paginas, era mucha la esperanza a esto. De acuerdo con los archivos igual que los focos de luz fueron limpiados, tambien lo fueron los libros, sugiriendo que este asesino era demasiado meticuloso, pero la policia de echo se habia llevado uno de los libros, asumiento que no contenĂ­a mensajes.
O los mensajes habĂ­an sido cambiados a modo de que la policia no tuviera pista de esto, algo que solo luciera como un libro cualquiera que escondiera un mensaje.... pero despue de cambĂ­ar entre algunos libros, ella desecho la teoria, los libros no tenian ninguna clase de marcas. Believe Bridesmaid no habĂ­a creado nada similar. Muchos lectores odian doblar paginas como guias en su libros.

Mientras que este fastidioso asesino no había dejado nada en ninguno de aquellos libros. Misora se alejo de ellos. Miro debajo de la cama pero alli tambíen había sido revisado y realmente era imposible encontrar algun mensaje dentro en la cama que la policia no hubiera encontrado.

"Bajo la carpeta, detras del cuadro en lapared... no, no, ÂżPor que esconderia un mensaje? Que quiere que encontremos. Si no hay un mensaje por que enviaria un rompecabezas a la policia... egocentrico. El envia rompecavezas dificiles... para probar que son estupidos."
Tal vez no era eso.

Algo que podría estar aqui, sin estarlo… algo perdido, pero que era... ¿Los Wara Ningyo? No, esos eran un simbolo de las victimas no un mensaje... la habitacíon... correcto ¡El ocupante! el ocupante de la habitación estaba aqui."

Algo perdido, algo que no estaba aqui. Como el dueño de la haitacíon, Believe Bridesmaid.

Misora tomo las fotografías y miro cuidadosamente las dos fotografías de Bridesmaid, una en la escena y durante la autopsía. Miro que el asesino había dejado un mensaje en ese cuerpo, no era obvio con la ropa, pero las heridas de cuchillo en su pecho. Como Misora dijo a L normalmente ellos lo toman como una venganza personal, pero ahora pensaba acerca de esto. En la foto de la escena la victima vestía una camiseta que tenia algunas manchas de sangre en ella... pero no había daños en la camiseta. El asesino había quitado la camiseta y echo las heridas y vuelto a poner la camiseta al cuerpo. Eso no era simplemente una maldicion, el no queria cuasar daño a la camiseta, pero mirando las manchas de sagre, definitivamente eso era premeditado.
“Si miras... esas marcas... lucen como letras..."

“V... C... I? No, M... ¿Otra V... X? D... ¿L? Esa lucé como una L… hmm, creo que lo estoy forzando...”

Es solo trabajo si miras asi las cosas, no luce como un Kanji o Hangul—alfabetos construidos por lineas y curvas.

"Normalmente si ves esto como detective, la gente puede involucrarse... pero si en este momento, dejando fuera las preguntas, de echo L probablemente tendria algunas cosas para mi."

Misora comenzaba a apreciar lo dificil que era trabajar por su cuenta sin apoyo de la organizacion.

"Creo que mirare en las otras habitaciones... pero tal vez e dejado huellas en la casa..." murmuro dejando la habitacĂ­on.

En la otra habitacĂ­on Misora miro debajo de la cama y con la mano sintio algo.
“…?!”

Misora salto instantaneamente, sus emociones despegaron, pero no tenĂ­a un arma con ella.

"Que... ÂżQuien eres tu?" dijo ella inmediatamente intentando sonar intimidante, pero su voz por la sorpresa o miedo habĂ­a sonado solo como un susurro y el cuerpo de un hombre aparecia, saliendo de debajo de la cama.
ÂżCuanto tiempo llevaba allĂ­?

ÂżHabĂ­a estado debajo de la cama todo ese tiempo?

ÂżLa habĂ­a escuchado hablar de L?

Todas esas preguntas aparecĂ­an en la mente de Naomi.

“¡Responde! ¡¿Quién eres?!”

Ella puso una mano dentro de su chaqueta, pretendiendo tener un arma. El hombre levanto su cara. Y lentamente se puso de pĂ­e.

Cabello negro.

Una camiseta y pantalones de mezclilla.

Un hombre joven, con oscuras lineas bajo sus ojos.

Pequeño, aun que aparenemente alto, pero tenía una postura inusual, el poso su mirada en Naomi Misora.

"Gusto en conocerte." El dijo sin ninguna clase de emocion, diciendo lentamente. "Por favor llamame Ryuzaki."